lunes, 4 de junio de 2012

Fin de semana.

Viernes regresamos con las ganas caídas, las sonrisas estancadas en algún lugar desconocido o tal vez olvidado. Sábados despertamos enfermos y en busca de soluciones medicas, luego, luego nos reímos un poco con la doctora que le dijo a mi novio que su sentada a lo "oficinista" no le ayudará mucho a esa columna. Mi perro se comió la parte de adelante de su cama. Ya no le compraremos una nueva hasta fin de mes.  Lo llevé al veterinario para que lo duchen, ahora cuando pasamos por ahí se le da por caminar casi por la pista. Tiene miedo. Mi tía se cayó de la ducha, mi madre reniega mas seguido. Vimos el partido y perdió Perú, para variar.  Jugué WII con mi Pau, toda la tarde. Gané una sola vez en  Super Mario Kart. Me tomé muy en serio el comentario de mis compañeros, trabajé sin ganas. Salí corriendo y casi me caigo por las escaleras. Nos emocionamos cuando fuimos al cajero y no nos habían depositado. Tenía que comprar comida, no tenía plata.  El fin de semana que Renzo se enfermó dormí 5 horas, eso fue el sábado por que el domingo dormí más, el viernes dormí a medias, la madrugada nos tenía con mi novio hirviendo como tetera. Compré cosas en la farmacia. Gasté como 50 soles, me dolió gastarlos, pero valió la pena. Olimos  toda una noche a Valeriana y una cosa roja que se le echaba en la frente diluida con agua. De 38 1/2 no bajaba, me asusté. Rece en la esquina de la cama, el me pidió que rece a su lado,  como todas las noches, no me moví para nada, se quedó dormido. La fiebre es la peor enemiga de los enfermos y alérgicos a los AINES, mi novio lo sabe. Tuve que meterlo a la  ducha para que le bajara la fiebre, no quiso pero al final accedió, creo que se agripo  el dice que no. Compré un termómetro  la fiebre bajó un poco, pude dormirme unas horas, desperté alas 4am. Le puse el termómetro de nuevo y ta tenía 36 cuando vi la ventana, ya era de día. Me pude dormir feliz pues ya se encontraba fuera de peligro. Agradecí a Dios y a mi madre, que me cuidaba cuando yo tenía fiebre y era de madrugada.

4 comentarios:

Munani dijo...

Que lindo relato Brekiz, todo un lío pero con un final feliz... y sí, perdió Perú, para variar :s

Sergio dijo...

Ains! toda una enfermera! me alegro de que solamente se quedase en un susto...

ALA_STRANGE dijo...

excelente cuento

Pimpf dijo...

Los planes nunca salen como uno se lo espera, cuando quieres ir un finde a pasártelo en grande, va uno y se pone enfermo, y por si fuera poco, aún no has cobrado...

Bicos Ricos

Publicar un comentario

-Eres feliz?
-Soy feliz. Jamás me he sentido tan bien. ¿Y tú?
-¿Yo?, estoy de maravilla.
-¿Hasta el punto de llegar a tocar el cielo con un dedo?
-No, así no.
-¿Ah, no?
-Mucho más. Al menos a tres metros sobre el cielo.
 
;