domingo, 15 de septiembre de 2013

Paciencia.

Cuando te dicen que por salud debes dejar de hacer algo que te gusta, que por una mejora debes dejar de hacer cosas que haces en la vida diaria, que debes cuidarte o de lo contrario te espera algo peor, lo primero que haces es asustarte, ponerte a llorar y pensar al final que todo te irá bien. Eso hice yo en el taxi camino a la posta con mi novio antes de que me digan que debo ir a rehabilitación para una mejora mas no para una solución.

Ahí estamos un viernes por la tarde con un bonito sol, viendo al médico que me hizo llorar un poco, debo mejorar o seré  una de las tantas personas que padecen de algo a una edad que ni siquiera deberían padecer, tal vez exagero y caigo en el drama total, pero para alguien tan hiperactiva como yo, desespera. 

La lumbociatalgia o lumbalgia a secas es algo doloroso dice mi prima. dice la directora del Jardín, dice que te puede agarrar muy feo y te puede dejar sin movimientos de pierna, que lo primero que te dice el doctor cuando le dices que trabajas en un jardín es que dejes el trabajo, que cambies de profesión  y uno se pone triste y le dan ganas de llorar, como dejar algo que te gusta, como?

Entonces, mientras el doctor confirmaba todo lo que me habían dicho horas antes en el jardín, se me partía el corazón, luego al decir que debía estar un mes sin hacer esfuerzo para estar luego OTRO mes solo para terapias, me dio el patatuz y sali con Renzo medio triste.

El sábado nuevamente con un super sol acudimos a la terapia, la terapeuta me dijo también que por mi salud debería cambiar de trabajo, me dijo también que aun no podremos hacer esos ejercicios que hacen en las terapias, que por ahora solo me pondrá unas cosas que me soltarán un pelín de electricidad en la espalda para que mis músculos dejen de tensarse o algo así recuerdo, y mientras sentía como una de esas cosas (como esos chupones que me ponía el neurólogo cuando era pequeña en la cabeza) me jalaba un músculo de la espalda del lado izquierdo y yo solo tenia que estar en calma, pasé media hora ahí medio preocupada, pero sirvió de algo.

Luego de los dos días teniendo que ir al policlinico para la intravenosa, pude descansar mejor en casa, mañana será otro día y empieza una nueva semana, terapia temprano y al trabajo luego.

Por suerte la ardilla esta de descanso y acudirá a mi rescate si me pongo mal, ojalá y no suceda.

3 comentarios:

Marite Alarcón dijo...

Pobre! Yo te cuento que tengo dos hernias en la L4 L5 y S1... o sea en la columna. Y sí, hice rehabilitación unos meses antes de mi matri, parece que es el mal de las novias no?

Pasa reina... pero has lo que dice el doc. Ellos saben.

Beso!

Mariela Garcia dijo...

Animo!!!! haz todo así te mejoras!!! Besote!

Mina Treintañera dijo...

Ay Brekita, pobrecita, a mí también me daría patatús! Se me hizo un nudo en la garganta con lo que te dijeron, ojalá no sea necesario que dejes el jardín, es tan triste cuando tienes que dejarlo :(

Espero que te mejores lo más pronto posible, cuídate mucho! Besote!

Publicar un comentario

-Eres feliz?
-Soy feliz. Jamás me he sentido tan bien. ¿Y tú?
-¿Yo?, estoy de maravilla.
-¿Hasta el punto de llegar a tocar el cielo con un dedo?
-No, así no.
-¿Ah, no?
-Mucho más. Al menos a tres metros sobre el cielo.
 
;