domingo, 11 de marzo de 2012

Cortito.

El sábado camino a su encuentro, horas antes había cogido mi movil antiguo y lo había puesto a cargar, luego en el bus me puse a leer los SMS de ese movil y me fije que aun estaban nuestros SMS, sus primeros SMS en mi movil, una sonrisa  se me dibujó en el rostro y una lágrima cayó  por mis mejillas, al llegar a su encuentro nos abrazamos, no nos habíamos  visto unos 3 días atrás, pero para mí pareció una eternidad, un amigo muy buen amigo blogger me dijo: Ya vez, para que te enamoras; sonreí y no recuerdo que le contesté, luego ya en el bus saque el movil de mi mochila y le mostré aquel primer SMS,  el se detuvo a leer todos esos SMS que habían ahí, soltó una sonrisa, esa sonrisa que amo, y me dio un beso, amo esos momentos, amo sus besos en mi frente y su sonrisa, son dos cosas que amaré para toda la vida.

Ando un tanto estresada últimamente, me abraza y trata de entenderme, le sonrío y junto mis fuerzas para no malograr  nuestra noche del sábado, nuestro domingo, el único día que tenemos para compartirlo juntos, no se debe pelear, debemos aprovechar esos momentos y compartir, compartir sonrisas, palabras, recuerdos, besos, muchos "te amo" y así.
Es domingo y ya casi será lunes, nuestro fin de semana se acabará en una hora y como antes despertaré y él saldrá con prisa, con apuros y yo esperare a las dos de la tarde para irme al trabajo, nos volveremos a ver en dos días, pero ya, yo le extraño )=

4 comentarios:

Munani dijo...

El tiempo es irremplazable por más cortito que sea y el tuyo ahorita vale más que el oro. Un abrazo estresada! ^^

Celeste dijo...

Que lindo es el amor =) ¡Disfrútalo!

Damian dijo...

Poquito a poquito el blog estará más lleno.
Yo reviso mi cel antiguo y lo que tengo son malos recuerdos de gente que ya fue en mi vida :(

Marite Alarcón dijo...

Se puede extrañar tan solo en horas. Eso es lo feo de que llegue el lunes y los dos tengamos que ir a trabajar. Quisiera ser vaga para siempre y vivir del amor... pero es una fábula demasiado perfecta.

Besos!

Publicar un comentario

-Eres feliz?
-Soy feliz. Jamás me he sentido tan bien. ¿Y tú?
-¿Yo?, estoy de maravilla.
-¿Hasta el punto de llegar a tocar el cielo con un dedo?
-No, así no.
-¿Ah, no?
-Mucho más. Al menos a tres metros sobre el cielo.
 
;