sábado, 18 de agosto de 2012

De un cumpleaños.


Hemos llegado de viaje y luego del dolor de cabeza y ver un par de películas en el bus, dejamos las cosas en el mueble y mi sobrino me abraza mucho y me dice que me ha extrañado mucho, abraza a Renzo y nos sentamos a jugar Yenga -o como se escriba- mientras esperamos a mi prima y a la cumpleañera. Una hora después aparecen por la puerta.
La veo ingresar, con esos ojos grandes tan divertida, tan graciosa, tan amorosa, veo como abraza a Renzo y luego se me viene encima,  que alegría, luego le enseño mi regalo y le gusta, lo mira y lo abraza y empieza a buscarle un nombre. Esta feliz. Eso me gusta. Al rato coge uno de sus panecillos y salta de la emoción ¡Se me ha caído el diente, mira Brenda. Mira!!” , sonríe, se va corriendo al espejo y José le da su diente para que lo guarde junto a los otros, sonríe, nuevamente, sonrío también.
Ya es tarde, nos hemos quedado Renzo, ella y mis otros dos sobrinos mirando la televisión y ya le toca irse a dormir, mañana será un buen día, será su día y hay que irse a descansar, hay clases también y hay  un examen que realizar. Enojada se mete a su habitación, se escuchan cosas que se escuchan caer y un “¡Hay, pero no quiero!”. Le digo que no reniegue más y descanse, al final esta tranquila y Jose va a ayudarle un rato.
La veo salir de la habitación directo al baño y yo entro a su habitación, la televisión esta prendida, ella ha entrado al baño y yo le alcanzo lo que me ha pedido, espero que salga y se dirija a la habitación nuevamente, se sube a su cama luego de cubrirse con su sábana y me dice: “quédate conmigo ya?” mientras estira su frazada a su lado para acompañarle, cambia de canal y estamos viendo un programa sobre un perro que habla y yo - nuevamente me pregunto, porqué habría un perro que habla y encima en aquel capítulo el perro quería que le den mesada los domingos – pienso y me río, pero luego giro y la miro, se ha quedado dormida con las dos manos al lado de su cabeza, las manos juntas así como cuando rezas, me levanto a buscar el control de la televisión para apagarla, pero al segundo la escucho despertar asustada y decirme: “¡No, no te vayas!”, volteo y le digo que no me iré que solo bajaría el tono del televisor, me responde un poco con sueño y se vuelve a acomodar.
Nos toca irnos, hemos venido a Lima a quedarnos unos días, entonces nos toca quedarnos aquí en casa de mi prima, ella aquí tiene una perrita con sus 3 crías, muy graciosas y muy bolitas, pequeñitas y divertidas. Antes de irnos mi prima me dice que vallamos a casa temprano para saludar a la cumpleañera.
Ya es de día y nos toca levantarnos temprano, ha salido el sol luego de la lluvia que hubo a noche, me alegra mucho, Renzo se enferma cuando viene a lima por el frío, así que nos levantamos y nos fuimos a la casa de la cumpleañera- o sea mi casita de siempre, de toda la vida desde que nací- ya estaba todo listo para que ella valla al colegio, le saludamos así bien distraída, ese día no le vendría a recoger la movilidad, su papá la llevaría al colegio, ella sale contenta a la puerta y al girar lo ve y sonríe y feliz se va al colegio, el resto, nos fuimos a desayunar. 
Por la tarde nos pusimos a inflar globos, ordenar dulces y entre otras cosas que puedes hacer y colocar en una fiesta sorpresa, donde los más pequeños son solo 2 y son la cumpleañera y el primo hermano que adora. Entonces, ella llega y nuevamente con esos ojos grandes se sorprende, deja las cosas de lado y le cantamos el cumpleaños feliz, mordió su pastel y se fue a cambiar de ropa, había llegado con el buzo del colegio, esta feliz, eso me alegra mucho.
Me alegra poder haber estado ahí para verla cumplir sus 8 años. La he visto crecer dos años lindos de su vida y espero poder verle muchos años más.

5 comentarios:

Damian dijo...

crecen muy rápido, que cólera, mis sobrinos todavi corren a abrazarme eso me gusta, pero luego ya se vuelven señoritas y asi no se les puede cargar ya =(

Munani dijo...

ohh que tierno! debe ser bonito ayudar a la preparación del cumple de un niño o niña a quien le tienes mucho cariño. Mi pedazo de torta! :)

Mijaíl 160 dijo...

:D A mi también me gusta apoyar en los cumpleaños, una vez me disfracé del pollo de pios chicken jajaja fue divertido! :D Una experiencia muy chevere y seguro tu también lo sentiste así ;) Mandale mis saludos a la cumpleañera jejeje

Sergio dijo...

Tu porque eres muy dulce y tienes mucha paciencia, Brendita, yo no valdría para estar en un cumpleaños con niños... jaja besos

Pimpf dijo...

Brekiaz, aprovecha los buenos momentos, son pocos y no duran mucho, así que exprimelos y disfruta.

Bicos ricos

Publicar un comentario

-Eres feliz?
-Soy feliz. Jamás me he sentido tan bien. ¿Y tú?
-¿Yo?, estoy de maravilla.
-¿Hasta el punto de llegar a tocar el cielo con un dedo?
-No, así no.
-¿Ah, no?
-Mucho más. Al menos a tres metros sobre el cielo.
 
;